Las nebulosas

Las nebulosas son estructuras de gas y polvo interestelar. Según sean más o menos densas, son visibles, o no, desde la Tierra.

Las nebulosas se pueden encontrar en cualquier lugar del espacio interestelar. Antes de la invención del telescopio, el término nebulosa se aplicaba a todos los objetos celestes de apariencia difusa. Como consecuencia de esto, a muchos objetos que ahora sabemos que son cúmulos de estrellas o galaxias se les llamaba nebulosas.

Se han detectado nebulosas en casi todas las galaxias, incluida la nuestra, la Vía Láctea. Dependiendo de la edad de las estrellas asociadas, se pueden clasificar en dos grandes grupos:

La Nebulosa Ojo de Gato. Imagen en falso color (visible y rayos X) tomada por el Telescopio espacial Hubble.

La Nebulosa Ojo de Gato. Imagen en falso color (visible y rayos X) tomada por el Telescopio espacial Hubble.

1. Asociadas a estrellas evolucionadas, como las nebulosas planetarias y los remanentes de supernovas.

Herbig-Haro-object

Objeto Herbig-Haro HH47.

2. Asociadas a estrellas muy jóvenes, algunas incluso todavía en proceso de formación, como los objetos Herbig-Haro y las nubes moleculares.

CLASIFICACION DE LAS NEBULOSAS SEGÚN SU LUZ

Si se atiende al proceso que origina la luz que emiten, las nebulosas se pueden clasificar en:

Las nebulosas de emisión, cuya radiación proviene del polvo y los gases ionizados como consecuencia del calentamiento a que se ven sometidas por estrellas cercanas muy calientes. Algunos de los objetos más sorprendentes del cielo, como la nebulosa de Orión, son nebulosas de este tipo.

Parte de la Nebulosa de Orión (M42).

Parte de la Nebulosa de Orión (M42).

Las nebulosas de reflexión reflejan y dispersan la luz de estrellas poco calientes de sus cercanías. Las Pléyades de Tauro son un ejemplo de estrellas brillantes en una nebulosa de reflexión.

La nebulosa de reflexión conocida como ave fénix o fenix bird, catalogada como IC 2118.

La nebulosa de reflexión conocida como ave fénix o fenix bird, catalogada como IC 2118.

Las nebulosas oscuras son nubes pocas o nada luminosas, que se representan como una mancha oscura, a veces rodeada por un halo de luz. La razón por la que no emiten luz por sí mismas es que las estrellas se encuentran a demasiada distancia para calentar la nube. Una de las más famosas es la nebulosa de la Cabeza de Caballo, en Orión. Toda la franja oscura que se observa en el cielo cuando miramos el disco de nuestra galaxia es una sucesión de nebulosas oscuras.

Imagen de la conocida Nebulosa Cabeza de Caballo en Orión.

Imagen de la conocida Nebulosa Cabeza de Caballo en Orión.

Con Sponli espacio está cada ves más cerca!

Deja un comentario