Archivo por días: noviembre 22, 2013

PLANETAS EXTRASOLARES

Más allá del Sistema Solar existen otros planetas. El primero se descubrió en 1992, orbitando una estrella de neutrones. 20 años después, se está por llegar a los 1000 planetas extrasolares confirmados.

Los planetas extrasolares o exoplanetas, son catalogados en cinco bases de datos, y cuatro de ellas tienen más de 900 confirmados, dos de ellas con 986 a la fecha de hoy.

Es un gran avance desde aquel primer descubrimiento de dos planetas con una masa parecida a la de la Tierra orbitando la estrella PSR B1257+12, a mil años luz de la Tierra. El primero circulando una estrella normal fue confirmado en 1995.

Primera imagen directa confirmada de un planeta extrasolar. La toma, reproducida aquí en falso color, fue captada en el infrarrojo por el Very Large Telescope. El cuerpo central (azul) es la enana marrón 2M1207. Tiene un compañero de masa planetaria (rojo), 2M1207b.

Primera imagen directa confirmada de un planeta extrasolar. La toma, reproducida aquí en falso color, fue captada en el infrarrojo por el Very Large Telescope. El cuerpo central (azul) es la enana marrón 2M1207. Tiene un compañero de masa planetaria (rojo), 2M1207b.

EXOPLANETAS CONFIRMADOS

Uno de los grandes héroes buscadores de exoplanetas es el telescopio espacial Kepler, de la NASA, que ha identificado 3588 candidatos hasta la fecha, de los cuales hasta ahora sólo se han confirmado 151.

La confirmación viene de un trabajo menos robótico y automático, se vale de los ojos entrenados de los astrónomos, que no miran ya por un telescopio, sino analizando los datos recabados por el satélite-telescopio de la NASA.

Por ahora no viene errando en sus selecciones previas, así que los científicos de la NASA creen que se terminarán confirmando el 90 por ciento de esos planetas extrasolares identificados por Kepler.

Puede parecer mucho, 1000 planetas más allá de nuestro Sistema Solar, pero apenas si es un granillo de arena en la Vía Láctea, nuestra galaxia.

Kepler, por ejemplo, viene estudiando tan sólo un pequeño pedazo de cielo, y sólo detecta los planetas que cruzan por sobre la superficie de su estrella desde la perspectiva de este satélite-telescopio.

BASE DE DATOS DE PLANETAS EXTRASOLARES

Los expertos han estimado que pueden llegar a haber 160 mil millones de planetas tan sólo en la Vía Láctea. Obviamente, hablamos de planetas de los que muy poco se sabe, por lo que no es que se trate de mundos similares al nuestro. Poder descubrir eso es todavía más difícil, con la tecnología actual. Según las diferentes bases de datos, estos son los exoplanetas confirmados:        

ENCICLOPEDIA DE PLANETAS EXTRASOLARES       986 confirmados                             

CATALOGO DE EXOPLANETAS                                   986 confirmados.

NASA EXOPLANET ARCHIVE                                       905 confirmados.

EXOPLANET ORBIT  DATABASE                                 732 confirmados.

OPEN EXOPLANET CATALOG                                     948 confirmados.

Otros estudios calcularon que los “planetas errantes”, aquellos que no han sido atrapados por estrella alguna, pueden llegar a superar a los “normales” por un 50 por ciento. Pero el próximo paso es mejorar el conocimiento sobre estos planetas extra solares, que no sean sólo números, sino que se los llegue a comprender.

Se han descubierto exoplanetas tan livianos y aireados como el polietileno, por ejemplo, y otros tan densos como el hierro. Otros que parecen estar orbitando a su estrella en la llamada Zona Habitable, que es la distancia ideal en la cual podrían soportar la existencia de agua líquida, y por ende la vida como la conocemos aquí en la Tierra.

Pero, claro, el premio mayor es encontrar otra Tierra. Kepler fue diseñado para determinar qué tan comunes son los planetas como el nuestro en la Vía Láctea. Para ello primero deben identificar y confirmar miles de planetas, y luego dedicarse a estudiarlos para poder conocer lo máximo que se pueda de sus características.

Fuente: www.astronomia.com

Hallan el primer planeta rocoso del tamaño de la Tierra fuera del Sistema Solar

Kepler-78b, situado a unos 700 años luz, tiene similitudes con nuestro mundo, pero orbita su estrella tan cerca – su año dura tan solo unas pocas horas – que, en realidad, es un auténtico infierno

hires

Un equipo de astrónomos ha descubierto fuera del Sistema Solar, a unos 700 años luz en la constelación del Cisne, el primer planeta del tamaño de la Tierra que tiene una composición rocosa, como la de nuestro mundo. No solo eso, sino que además posee una masa muy similar. Pero hasta aquí llegan las similitudes, porque este exoplaneta, llamado Kepler-78b, orbita una estrella similar al Sol tan cerca -un año dura muy poco, el tiempo de una jornada laboral, apenas 8,5 horas-, que es demasiado caliente como para albergar vida. Los resultados se publican en dos estudios independientes en la revista, Nature, dirigidos por científicos de la Universidad de Hawaii en Manoa, Honolulu, y la Universidad de Ginebra en Suiza.

Este nuevo mundo fue descubierto por el telescopio espacial Kepler de la NASA mediante la técnica del tránsito, que detecta un planeta cuando pasa cada cierto tiempo por delante de su estrella, bloqueando una pequeña fracción de su luz, como si fuera un mini eclipse. Es un método muy utilizado en la «caza» de planetas extrasolares. Después, un amplio equipo de científicos de diferentes centros y observatorios pudo comprobar que Kepler-78b guarda significativas similitudes con la Tierra.

Y es que no solo tiene un tamaño casi idéntico al de nuestro planeta -su radio es 1,2 veces el nuestro-, sino que su masa, comprobada por un método de velocidad radial, también es similar, aproximadamente 1,7 veces, y su densidad, muy parecida, entre 5,3 y 5,57 gramos por centímetro cúbico -la de la Tierra es 5,5-, lo que sugiere que también está hecho principalmente de roca y hierro. «Cuando uno tiene el tamaño y la masa de un objeto, se puede calcular su densidad, y por lo tanto determinar su composición», explica Andrew Howard, de la Universidad de Hawái, autor principal de uno de los artículos.

Además, este mundo es miembro de una nueva clase de planetas de períodos ultracortos recientemente identificados por la nave espacial Kepler y que orbitan sus estrellas en menos de 12 horas. También son pequeños, aproximadamente de uno a dos veces el tamaño de la Tierra. Kepler-78b es el primer planeta en esta nueva clase al que ha podido medirse su masa. Para los científicos, resulta un misterio cómo se formaron estos planetas tan cerca de sus estrellas (solo un 1% de la separación Tierra-Sol en el caso de Kepler- 78b).

Un infierno

Kepler-78b es, en términos de masa, radio y densidad, el planeta más similar a la Tierra de todos en los que han podido medirse esos parámetros, pero no es en absoluto un buen candidato para encontrar vida más allá. Su cercanía a su estrella lo convierte en un infierno donde sería imposible encontrar ningún organismo vivo, ya que su temperatura es «al menos 2.000 grados más elevada», dice Josh Winn, científico del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) que ha participado en el estudio.

En cuanto a su estrella, algo más pequeña y ligera que el Sol, realiza una rotación completa cada 12,5 días. Su velocidad es de 1,5 metros por segundo, cerca de la velocidad de una caminata a paso ligero. «La estrella se está moviendo a la misma velocidad que cuando vamos a la escuela o de compras», dice Roberto Sanchís – Ojeda, del MIT. «La diferencia es que esta estrella se encuentra a 700 años luz de distancia, así que imagine lo complicado que es medir tales velocidades desde tan lejos».

Los científicos dicen que seguirán averiguando más acerca de Kepler-78b, como las características de su superficie y composición atmosférica, un logro que esperan realizar pronto.

Fuente ABC.es

De California a las Pléyades

2013-11_C2P_2048px (1)
Un viaje astronómico desde la nebulosa de California hasta el cúmulo estelar de las Pléyades cubriría tan sólo 12 grados del cielo nocturno del planeta Tierra. Esto es equivalente a la  extensión angular de 25 lunas llenas sobre las fronteras de las constelaciones Perseus y Taurus.

Esta amplia y profunda composición visual de la región muestra las polvorientas nebulosas de este paisaje cósmico y los colores demasiado débiles para ver a simple vista. A la izquierda, la  nebulosa California , catalogada como NGC 1499, tiene una forma familiar aunque su litoral tiene en realidad más de 60 años luz de largo y se encuentra a unos 1.500 años luz de distancia.

El resplandor rojizo proviene de los átomos de hidrógeno ionizados por la luminosa estrella azul Xi Persei que se ve a su derecha. A la derecha, el famoso  cúmulo estelar de las Pléyades está a unos 400 años luz de distancia y tiene unos 15 años luz de diámetro. El espectacular color azul está causado por el reflejo de la luz de las estrellas por el polvo interestelar.

En medio se ven las estrellas calientes de la  asociación Perseus OB2 y las nebulosas oscuras y polvorientas que hay a lo largo del borde de la enorme y cercana  nube molecular de Perseus.

Credit & Copyright: Rogelio Bernal Andreo (Deep Sky Colors)

Fuente: observatorio.info

Sol en linéa. Actividad solar de 21 de noviembre 2013

Region activa 1893 produjo una erupcion M1.2 el 21 de noviembre, l que ha alcanzado un máximo a las 11:11 UT. Muy poca información está disponible sobre este evento. Observaciones Coronagráfica aún no están disponibles. Debido a la posición de region 1893 en el limbo oeste, una CME si se van a confirmarla, no sea geoeffectiva.
Erupciones de la clase C posibles de AR 1893, 1897 y 1899 en las próximas 48 horas . Un pequeño grupo de manchas solares han observado en el norte de AR 1899 , pero es demasiado pronto para evaluar su capacidad.

Esperamos condiciones geomagnéticas tranquilas durante las próximas 48 horas. Todas las CMEs
observados en las últimas 24 horas parecen ser no geoeffectivas.

Equipamiento: Coronado 90 + SBIG 8300s + LX75
Procesamiento: Photoshop
Fecha: 21/11/13
Hora GMT: 14:00
Exposición 0,12 seg.

Con SPONLI espacio está cada vez más cerca