Archivo de la etiqueta: Satelites de Júpiter

Io en colores reales por Io in True Color

iotruecolor_galileo_2796
Créditos de imagen: Galileo Project,JPL,NASA

El satélite más extraño de todo el Sistema Solar es de color amarillo brillante. Esta  fotografía , un intento de mostrar cómo aparecería Io en los colores reales perceptibles por los ojos humanos, fue hecha en julio de 1999 por la  sonda Galileo que orbitó Júpiter de 1995 a 2003. Los colores de Io provienen del  azufre y de las  rocas de silicato fundido. La insólita superficie de Io se mantiene muy joven debido a su sistema de  volcanes activos . La intensa  gravedad de marea de  Júpiter estira  Io y amortigua las oscilaciones causadas por otros  satélites galileanos de Júpiter. La  fricción resultante calienta considerablemente el interior de Io y provoca que la  roca fundida explote sobre la superficie. Los  volcanes de Io son tan activos que, efectivamente, están transformando el interior del satélite. Parte de la lava volcánica de Io es tan caliente que  brilla en la oscuridad.

NASA APOD 30-mar-2014

Europa gibosa

europa_galileo_960
Créditos de imagen: Galileo Project,JPL,NASA; reprocedimiento de Ted Stryk

Aunque la  fase de este satélite puede parecer familiar, el satélite no lo es. En realidad, esta  fase gibosa muestra parte de Europa, el satélite de  Júpiter . La sonda  Galileo captó  esta imagen durante la misión en órbita alrededor de Júpiter entre 1995 y 2003. Se pueden ver  planicies de  hielo brillante ,  grietas que llegan hasta el horizonte, y  manchas oscuras que probablemente contienen hielo y suciedad. El terreno elevado es particularmente evidente cerca del  terminador , donde proyecta  sombras .  Europa tiene casi del mismo tamaño que la  Luna , pero es mucho más liso y tiene pocas elevaciones o  grandes cráteres de impacto . La evidencia y las imágenes de la sonda Galileo indican que bajo la superficie helada  podría haber océanos líquidos. Para verificar las especulaciones sobre la posible existencia de vida en estos mares, NASA y  ESA han puesto en marcha el  Jupiter Icy Moons Explorer (JUICE), un proyecto de lanzar hacia el 2020 una  sonda para explorar Júpiter y, en particular, Europa. Las  recientes observaciones del  Telescopio Espacial Hubble indican  nuevas evidencias de que en Europa, al igual que en el satélite de Saturno  Enceladus , hay  hielo que escapa de la superficie.

LAS LUNAS DE JÚPITER

Hace 400 años, Galileo dirigió su telescopio rudimentario hacia Júpiter y vio que lo acompañaban tres puntitos. Continuó mirando y, cuatro días más tarde, descubrió otro. No podían ser estrellas, porque había observado que giraban alrededor del planeta. Eran satélites y, hasta entonces, no se conocía ningún otro planeta que los tuviera (salvo el nuestro, claro).

Imagen de Júpiter y los satélites galileanos: Ío, Europa, Ganímedes y Calisto.

Imagen de Júpiter y los satélites galileanos: Ío, Europa, Ganímedes y Calisto.

Después se han descubierto 12 lunas más, todas pequeñas, hasta completar un total de 16. Las naves Voyager estudiaron y fotografiaron el sistema de Júpiter en 1979. Después, en 1996 se puso en marcha un nuevo proyecto que permitiría observar Júpiter y sus lunas una buena temporada. A este ambicioso proyecto, naturalmente, se le llamó Galileo.

Las observaciones realizadas por las sondas que se han acercado a Júpiter han permitido localizar otros muchos pequeños satélites de Júpiter. Hasta un total de 67 se habían descubierto en 2011 y, desde entonces, su número sigue en aumento.

Satélites de Júpiter  

Radio (km)

Distancia (km)

Metis

20

127,969

Adrastea

12.5x10x7.5

128,971

Amaltea

135x84x75

181,300

Tebe

55×45

221,895

Io

1,815

421,600

Europa

1,569

670,900

Ganimedes

2,631

1,070,000

Calisto

2,400

1,883,000

Leda

8

11,094,000

Himalia

93

11,480,000

Lisitea

18

11,720,000

Elara

38

11,737,000

Ananke

15

21,200,000

Carm

20

22,600,000

Pasifae

25

23,500,000

Sinope

18

23,700,000

imagen-luna-de-jupiter

Ganimedes: Es el satélite más grande de Júpiter y también del Sistema Solar, con 5.262 Km. de diámetro, mayor que Plutón y que Mercurio. Gira a unos 1.070.000 Km. del planeta en poco más de siete días.

Parece que tiene un núcleo rocoso, un manto de agua helada y una corteza de roca y hielo, con montañas, valles, cráteres y ríos de lava.

Calisto: Tiene un diámetro de 4.800 km., casi igual que Mercurio, y gira a 1.883.000 Km. de Júpiter, cada 17 días. Es el satélite con más cráteres del Sistema Solar.

Está formado, a partes iguales, por roca y agua helada. El océano helado disimula los cráteres. Es el que tiene la densidad más baja de los cuatro satélites de Galileo.

Io: tiene 3.630 Km. de diámetro y gira a 421.000 Km. de Júpiter en poco más de un día y medio. Su órbita se ve afectada por el campo magnético de Júpiter y por la proximidad de Europa y Ganimedes.

Es rocoso, con mucha actividad volcánica. Su temperatura global es de -143ºC, pero hay una zona, un lago de lava, con 17ºC.

Europa: Tiene 3.138 Km. de diámetro. Su órbita se sitúa entre Io y Ganimedes, a 671.000 Km. de Júpiter. Da una vuelta cada tres días y medio.

El aspecto de Europa es el de una bola helada con líneas marcadas sobre la superficie del satélite. Probablemente son fracturas de la corteza que se han vuelto a llenar de agua y se han helado.

Fuente:  astromia.com