Archivo de la etiqueta: supernova

No hay rayos X de SN 2014J

m82SNchandra_BandA
Créditos de imagen: NASA /CXC / SAO /R. Margutti et al.

El pasado enero, los telescopios de los observatorios del planeta Tierra se utilizaron ávidamente para contemplar la aparición de SN 2014J, una brillante  supernova que hay en la galaxia cercana M82. Sin embargo, las observaciones más importantes fueron las del  Observatorio de rayos X Chandra en órbita, que no vio nada . Identificada como una  supernova de tipo Ia , se creía que la explosión de SN 2014J estaba desencadenada por la acumulación de masa de una estrella enana blanca que  acrecenta constantemente material de una estrella compañera. Este modelo predice que cuando la onda de choque de la supernova golpea el material dejado por la enana blanca se generan rayos X. Pero no se detectó ningún rayo X procedente de la supernova. La imagen en falso color de la galaxia M82 obtenida por Chandra se acompaña de dos detalles (mayormente vacíos) de la supernova antes y después. La sorprendente  falta de rayos X de SN 2014J requerirá de los astrónomos la búsqueda de otros modelos que expliquen el desencadenante de estas  explosiones cósmicas.

APOD NASA 16-ago-14

El largo chorro de la nebulosa del Faro

A pulsar moving at supersonic speeds about 23,000 light years from Earth.
Créditos de imagen: NASA /CXC /ISDC /L. Pavan et al.

El viento de un púlsar, una estrella de neutrones magnetizada que gira rápidamente mientras cruza el medio interestelar a más de 1.000 kilómetros por segundo, engendró la  nebulosa del Faro .

El púlsar y la nebulosa (catalogada como IGR J1104-6103 ), indicados en la parte inferior derecha de  esta imagen del Observatorio Chandra  de rayos X , se encuentran a unos 23.000 años luz de distancia en la constelación austral Carina. Las partículas energéticas  generadas por el púlsar son arrastradas en el interior de la cola en forma de cometa hacia arriba y a la izquierda en la dirección del movimiento del púlsar desde el remanente de la supernova original.  Tanto el púlsar fugitivo como el remanente en expansión son el resultado de  la explosión y el colapso del núcleo de una estrella masiva.

Esta escena de extremos cósmicos exóticos se complementa con un largo chorro en espiral que se extiende unos 37 años luz casi en ángulo recto en relación al movimiento del púlsar. Este  chorro de partículas de alta energía es el más largo conocido de cualquier objeto de nuestra galaxia, la Vía Láctea.

APOD NASA 21-feb-2014

Un resto de supernova en las constelaciones de Tauro y Auriga

9485b75b052f65ea9169c849d8eced95.1824x0_q100_watermark
Simeis 147
 (también conocido como Sharpless 2-240 y en ocasiones como Nebulosa Spaghetti) es un resto de supernova en las constelaciones de Tauro y Auriga.

El área nebulosa es bastante grande, con un tamaño aparente de 3 grados, estando localizada a aproximadamente 3000(±350) años luz de la Tierra, extendiéndose por un área de alrededor de 41,9 pársecs (137(±25)) años luz, teniendo una antigüedad de unos 40 000 años.
Imaging telescopes or lenses: Takahashi FSQ 106ED
Imaging cameras: SBIG STL-11000
Mounts: Losmandy G11
Guiding telescopes or lenses: Orion ShortTube 80 f/5
Guiding cameras: Orion Star Shoot Planetary Imager & Autoguider
Focal reducers: Takahashi 0.75x FSQ
Filters: Astrodon Red, Astrodon G, Astrodon Filter: Blue, Astrodon h-Alpha
Dates: Jan. 1, 2014
Frames:
Astrodon G: 8×600″ -25C bin 1×1
Astrodon h-Alpha: 8×1200″ -25C bin 1×1
Astrodon h-Alpha: 8×900″ -25C bin 1×1
Astrodon Filter: Blue: 8×600″ -25C bin 1×1
Astrodon Red: 8×600″ -25C bin 1×1
Darks: ~3
Flats: ~3
Flat darks: ~3
Bias: ~3

Autor: Maurizio Cabibbo

Astrofotografía del día de SPONLI 07/02/2014

Seleccionamos las mejores obras de los astrofotógrafos aficionados con detalles de toma, los ajustes del equipo y soft.

Una brillante supernova en M 82

M82SN_ArrowBlock
Créditos de imagen &Copyright: Adam Block,Mt. Lemmon Sky Center,U. Arizona

Ciertamente, los astrónomos no descubren supernovas buscando flechas. Pero en  esta fotografía tomada el 23 de enero, una flecha apunta a una  flamante y emocionante supernova , ahora catalogada como SN 2014J, que hay en la galaxia M 82.

Situada cerca de la Osa Mayor en el cielo del planeta Tierra y conocida también como la  galaxia del Cigarro , M 82 es un objetivo popular para los telescopios del hemisferio norte. SN 2014J se  detectó por primera vez la noche del 21 de enero como una fuente desconocida en la galaxia por el profesor Steve Fossey y los estudiantes de astronomía Ben Cooke, Tom Wright, Matthew Wilde y Guy Pollack del Observatorio de la University College de Londres.

M 82 está a sólo 12 millones de años luz de distancia (por lo tanto, la explosión de la supernova  tuvo lugar hace 12 millones de años y esa luz llega ahora a la Tierra), de manera que SN 2014J es una de las supernovas más cercanas descubiertas en las últimas décadas.

Los espectros indican que es una  supernova de tipo Ia causada por la explosión de una enana blanca que  acumulaba materia procedente de una estrella compañera.

A dos semanas de la máxima brillantez según algunas estimaciones, SN 2014J ya es la parte más brillante de M 82 y se puede ver con telescopios pequeños en el cielo nocturno.

NASA APOD 24-ene-2014

Estrellas novas y supernovas

Novas y supernovas son estrellas que explotan liberando en el espacio parte de su material. Durante un tiempo variable, su brillo aumenta de forma espectacular. Parece que ha nacido una estrella nueva.

Una nova es una estrella que aumenta enormemente su brillo de forma súbita y después palidece lentamente, pero puede continuar existiendo durante cierto tiempo. Una supernova también, pero la explosión destruye o altera a la estrella. Las supernovas son mucho más raras que las novas, que se observan con bastante frecuencia en las fotos.

Las novas y las supernovas aportan materiales al Universo que servirán para formar nuevas estrellas.
NOVAS

Formación de una nova.

Formación de una nova.

Antiguamente, a una estrella que aparecía de golpe donde no había nada, se le llamaba nova, o ‘estrella nueva’. Pero este nombre no es correcto, ya que estas estrellas existían mucho antes de que se pudieran ver a simple vista.

Quizá aparezcan 10 o 12 novas por año en la Vía Láctea, pero algunas están demasiado lejos para poder verlas o las oscurece la materia interestelar.

A las novas se las observa con más facilidad en otras galaxias cercanas que en la nuestra. Una nova incrementa en varios miles de veces su brillo original en cuestión de días o de horas. Después entra en un periodo de transición, durante el cual palidece, y cobra brillo de nuevo; a partir de ahí palidece poco a poco hasta llegar a su nivel original de brillo.

Estrella antes y después de una nova.

Estrella antes y después de una nova.

Las novas son estrellas en un periodo tardío de evolución. Explotan porque sus capas exteriores han formado un exceso de helio mediante reacciones nucleares y se expande con demasiada velocidad como para ser contenida. La estrella despide de forma explosiva una pequeña fracción de su masa como una capa de gas, aumenta su brillo y, después se normaliza.

La estrella que queda es una enana blanca, el miembro más pequeño de un sistema binario, sujeto a una continua disminución de materia en favor de la estrella más grande. Este fenómeno sucede con las novas enanas, que surgen una y otra vez a intervalos regulares.

                                                             SUPERNOVAS

La explosión de una supernova es más destructiva y espectacular que la de una nova, y mucho más rara. Esto es poco frecuente en nuestra galaxia, y a pesar de su increíble aumento de brillo, pocas se pueden observar a simple vista.

Remanente de la supernova de Kepler, SN 1604.

Remanente de la supernova de Kepler, SN 1604.

Hasta 1987 sólo se habían identificado tres a lo largo de la historia. La más conocida es la que surgió en 1054 y cuyos restos se conocen como la nebulosa del Cangrejo.

Las supernovas, al igual que las novas, se ven con más frecuencia en otras galaxias. Así pues, la supernova más reciente, que apareció en el hemisferio sur el 24 de febrero de 1987, surgió en una galaxia satélite, la Gran Nube de Magallanes. Esta supernova, que tiene rasgos insólitos, es objeto de un intenso estudio astronómico.

Las estrellas muy grandes explotan en las últimas etapas de su rápida evolución, como resultado de un colapso gravitacional. Cuando la presión creada por los procesos nucleares, ya no puede soportar el peso de las capas exteriores y la estrella explota. Se le denomina supernova de Tipo II.

Una supernova de Tipo I se origina de modo similar a una nova. Es un miembro de un sistema binario que recibe el flujo de combustible al capturar material de su compañero.

800px-SupernovaII

La primera fase de la supernova es un colapso rápido del núcleo incapaz de sostenerse. Esto conlleva una fuerte emisión de fotones y neutrones que son absorbidos por las capas interiores frenando así su colapso. Simultáneamente un frente de choque de neutrinos se genera durante la neutronización del núcleo compacto. Finalmente, la neutrinosfera choca contra la cubierta y transmite su momento expulsando las capas y produciendo la explosión de supernova

De la explosión de una supernova quedan pocos restos, salvo la capa de gases que se expande. Un ejemplo famoso es la nebulosa del Cangrejo; en su centro hay un púlsar, o estrella de neutrones que gira a gran velocidad.

Fuente  www.astronomia.com